Conjuros de la Naturaleza


El uso de polvos y aceites es muy eficaz para llevar a buen término culaquier hechizo. Pero habrás de tener en cuenta unas reglas fundamentales ya que son muchas las combinaciones posibles:

El apio, la canela y la vainilla son afrodisíacos y el primero, además, estimulante erótico, también lo es el almizcle (también llamado musk) .
El clavo aumentará tu magnetismo y el comino impide las infidelidades.
El limón viene bien para los conjuros de amor, así como las violetas y el mirto.
La naranja y el jacinto atraen al ser amado.
El jengibre cataliza las energías y el muérdago atrae la buena suerte.
La lavanda evita riñas y peleas y el laurel garantiza uniones sentimentales duraderas.
El polvo de rosas pálidas sirve para unir a las personas y la encina da fuerza y vigor a los propósitos.
La menta ayuda a hacer trabajos y a que se cumplan los deseos.
Los aceites naturales, que puedes encontrar en cualquier tienda que se dedique al esoterismo o a la naturopatía, puedes cambiarlos por esencias de esas mismas plantas.
El pino incita a mantener relaciones sexuales y el perejil viene bien para los prolegómenos del sexo.
Cuando quieras reconciliarte con alguien emplea el sándalo y para recuperar el afecto de una persona,la verbena.

Los pasos

La utilización de estos polvos y aceites variará según cada conjuro en particular pero, como regla general, recuerda siempre que para que sean efectivos deberás seguir una serie de pasos:

Divide los polvitos en cuatro montones o utiliza una gota en cada apartado. Mientras piensas intensamente en la persona, o cosa, deseada, en la culminación de tus proyectos o en lo que pretendes, quema una porción de dichos polvos o esencias y, si no padeces ningún tipo de afección pulmonar y no eres alérgica a alguno de estos productos, procura inhalar su humo.

Otra pequeña porción deberás echarla en la bañera y luego introducirte en ella pero recuerda que si son aceites esenciales no debes verter más de tres gotas porque puede ser absorvido por la sangre.

Por supuesto, evita esta fórmula si estás embarazada. En ese caso, pasa al paso siguiente y perfuma tu ropa o échate una pizca de polvos sobre la cabeza… cuando estés delante de esa persona, u objeto, que te interesa y haz lo mismo, sin que nadie se de cuenta, sobre él.

El último montoncito de polvos, o la cuarta gota, debes mezclarla con un a pizca de arena o, mejor aún, arcilla, y llevarla siempre metida en una bolsita de tela que te habrás confeccionado tú según tu color astrológico.

Conjuros de la Naturaleza
Clasifícanos!

También puedes ver

Hechizo de magia blanca para atraer el amor ideal

Es realmente decepcionante que una persona a la que amas con todas tus fuerzas note …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *