Influjos planetarios que marcan nuestra personalidad y nuestro futuro


Su posición en la carta astral marca el desarrollo de los distintos aspectos de tu vida a lo largo del año. Te desvelamos cómo va a ser su paso por los distintos signos y cómo nos van a influir.

Los planetas son fuerzas básicas en la construcción del simbolismo astrológico. Son los dioses, los símbolos de los poderes del inconsciente y del entramado de la psique humana. En una carta individual representan el carácter del nativo. Cada uno se refiere a una parte de ella. De esta manera, y dependiendo de cómo estén relacionados entre sí, se puede averiguar cómo está integrada una persona.

Dependiendo de lo que tarden en dar una vuelta completa alrededor del Sol, los planetas se dividen en rápidos o personales y lentos o generacionales. El más rápido es la Luna (en astrología se considera como una fuerza planetaria) que tarda 29 días en hacer su viaje, por lo tanto, cada tres días cambia de signo. Mercurio tarda 88 días. A Venus le lleva 224 días. Marte emplea 687 días y Júpiter se queda un año en cada signo. Saturno es el primer planeta lento, permanece dos años y medio en cada signo.

Una vez traspasados sus límites, nos encontramos en el ámbito del inconsciente colectivo y de los planetas exteriores. Urano tarda 84 años en dar la vuelta al Sol y está siete en cada signo. Neptuno permanece 14 años en el mismo signo y Plutón necesita más de 247.

El lugar que ocupa el Sol en el zodíaco en el momento del nacimiento define el signo solar y es el factor de la personalidad. Un Sol fuerte supone una gran vitalidad. La Luna, en cambio, es símbolo de pasividad. En una carta, ambos forman una duplicidad que simboliza las energías activa y pasiva del universo.

A Mercurio se le relaciona con la comunicación. Venus y Marte componen otra de las duplicidades. Si la Luna es la madre, Venus es el arquetipo de la amante, y, si el Sol es el padre, Marte es el coquistador. La posición de Marte en la carta de una mujer nos dirá lo que busca en su pareja.

Saturno lleva casi dos años instalado en Géminis y seguirá en él hasta el 5 de junio. A Saturno los astrólogos antiguos le llamaban el gran maléfico. Hasta el mes de junio los signos perjudicados por él son Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis. A todos les recomiendo mucha paciencia. Encontrarán obstáculos en su camino, retrasos en sus proyectos y falta de vitalidad. El cinco de junio pasa a Cáncer y les dejará en libertad. A partir de ese momento, y durante más de dos años, Saturno transitará por Cáncer, que junto con Libra, Capricornio y Aries, tendrán que soportarle.

La energía de Urano es opuesta a la de Saturno. Mientras éste crea un mundo ordenado, Urano irrumpe en él con una energía perturbadora. Urano pone todo patas arriba. Lleva siete años instalado en Acuario, pero en abril pasa a Piscis y junto con los signos que se han liberado de él, Sagitario, Virgo y Géminis, tendrán que aguantar su influencia.

Neptuno es la energía planetaria más difícil de entender porque va asociado a aspectos imaginarios del mundo. Los signos más afectados por esta energía, Acuario, Tauro, Leo y Escorpio, deben tener mucho cuidado de no confundir la realidad con fantasías poco consistentes.

Plutón, el más pequeño y lejano, simboliza la transformación radical de la conciencia y el nuevo ser que surge de esas transformaciones. Es el arquetipo de la muerte y la resurrección. El signo que está viviendo más intensamente ese duro proceso de transformación es Sagitario.

Los dones de Júpiter

Es el planeta más constructivo, aporta éxito, suerte y beneficios.

Hasta finales de agosto, transitará por Leo, que será el signo estrella, junto a Aries y Sagitario. En cambio, en estos meses, Júpiter no será davidoso con Tauro, Acuario y Escorpio.

A partir de agosto, pasa al signo de Virgo, y los signos de Virgo, Tauro y Capricornio serán los más beneficiados por sus dones.

Clasifícanos!

También puedes ver

Amarre de amor para aumentar la pasión en la pareja

En una pareja, mantener la pasión a lo largo del tiempo es fundamental para que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *